Viajé a japón en 2022

2021, pandemia, guerra y Japón sigue cerrado. Esta es la historia de como conseguí visado para ir a Japón en esa época y lo que viví en el proceso.

Situación

Mi esposa y yo nos habíamos casado a distancia durante la pandemia, aquí tienes el post donde hablo sobre esta anécdota. El caso es, que durante ese periodo yo también había intentado ir a Japón para verla a ella y su familia pero la embajada por aquel entonces no pudo hacer mucho y me denegaron el visado al no considerar que tenía una razón de peso para ir… en fin, finalmente fue ella quien pudo venir a España y esperamos hasta que las medidas se relajasen algo para poder ir a ver a su familia. Esto no ocurrió hasta el 2022 y con toda la mala suerte de que las fechas coincidieron con el conflicto entre Rusia y Ucrania que se sumaba al problema de las restricciones por pandemia.

Embajada

La embajada de Japón en España tiene una de sus sedes en Madrid. Al principio me puse en contacto con ellos por correo. Muy amablemente me dieron una lista de lo que necesitaba para viajar:

  • Impreso de solicitud (https://www.es.emb-japan.go.jp/files/000220799.pdf)
  • Copia de la primera página del pasaporte
  • Plan de viaje (https://www.es.emb-japan.go.jp/files/000220800.pdf) en este plan se deberá incluir el confinamiento de 3 días en las instalaciones que señale la administración sanitaria y el desplazamiento desde el aeropuerto y los 11 días de confinamiento restantes, completando 14 días.
  • Reservas de vuelos (si no le permiten hacer una reserva con fechas abiertas no será necesario que aporte el documento por el momento)
  • 3 últimas nóminas
  • Extracto bancario con mención a la titularidad de la cuenta, número de cuenta y situación actual de saldo
  • Motivo del viaje en japonés
  • Carta de Invitación (https://www.mofa.go.jp/files/000137089.pdf)
  • Carta de garantía (https://www.mofa.go.jp/files/000262545.pdf)
  • Juminhyo
  • Koseki y Certificados de matrimonio que acrediten su vínculo
  • Documentación médica que justifique el viaje

Nota: esto fue lo que me pidieron a mi en ese momento y en mi situación, esto puede cambiar en el momento que leas este post, por favor no lo tomes como información oficial y visita la web de la embajada o ponte en contacto con ellos si realmente necesitas saber que necesitas para solicitar un visado.

Una vez tuve todos estos documentos se los pase y tardaron varias semanas hasta que un día me puse en contacto con ellos y me comentan que ya puedo ir a recoger mi visado

Esa noticia me sorprendió por varias razones. La primera fue que estaba algo escéptico y fue una grata sorpresa que por fin las cosas empezaban a salir bien. La segunda fue que no sabía que tenía que personarme en persona en la embajada para recogerlo lo cual implicaba un gasto de tiempo y dinero importante.

Guerra en Ucrania

Viaje con mi esposa a Madrid y terminamos el tramite. Volvimos a Galicia y empezamos a prepararnos con ilusión, compramos billetes, preparamos maletas y… boom, estalla la guerra en ucrania, Rusia la esta invadiendo. No me creía lo que estaba pasando, nuestra relación acababa de sobrevivir a una una pandemia mundial que nos tuvo separados y ahora Rusia invade a las buenas gentes de Ucrania que tan solo querían vivir su vida en paz.

Esto además tuvo consecuencias, pues Europa, como es lógico, apoyo a Ucrania y Rusia no tardo en responder cerrando el espacio aéreo a sus aerolíneas. Estábamos otra vez yendo contrarreloj, mi suegro estuvo atento y nos informo de que el vuelo que teníamos sería cancelado y pudimos cambiar a tiempo a una aerolínea japonesa que todavía podía sobrevolar Rusia (JAL) y por un pelo, porque tras llegar a japón nos pudimos enterar que a los pocos días Rusia ya estaba prohibiendo sus vuelos también, dado que Japón también se apoyaba a Ucrania y condenaba el acto de invasión que Rusia llevaba a cabo.

Aeropuertos y control

Durante ese tiempo tuvimos que, además, sacar 2 test PCR del COVID para asegurarnos de que éramos negativos, en resumen… nos gastamos una pasta. Obviamente el vuelo cancelado nos lo devolvieron y tras solventar los contratiempos ya todo estaba cerrado. Pero es obvio que fue más caro de lo que se esperaría en condiciones normales.

El viaje fue una odisea desde el inicio, dado los contratiempos tuvimos que hacer una larga escala en Madrid, dado que no queríamos gastar mas dinero decidimos esperar por el aeropuerto y fue una decisión del a que me arrepiento porque no es muy cómodo quedarse allí deambulando.

Cuando por fin pudimos salir el vuelo fue sin contratiempos, escala en Helsinki (precioso lugar al que me gustaría ir algún día), un par de horas y por fin nos llaman a entrar, el vuelo de varias horas, pero por suerte la atención y los asientos estaban bastante bien para lo que se puede esperar.

Una vez en Japón el aeropuerto parecía una yincana de control COVID, tuvimos que hacer mas test COVID y mucho papeleo. Yo llevaba un documento donde me comprometía a cumplir el confinamiento, descargarme una app de control desde la que me llamarían de manera aleatoria para hacer control automatizado de mi confinamiento y finalmente estábamos en Japón.

Pero la cosa no termino ahí, porque resulta que en teoría teníamos que hacer un confinamiento en un hotel seleccionado por el gobierno, lo que pasa es que al parecer justo ese día ya había cambiado la normativa y podíamos ir a la ciudad natal de mi esposa en Osaka lo cual supuso que tuvimos que coger de nuevo un vuelo que no esperábamos necesitar ese día. Y por si fuese poco, la tarjeta sim que había comprado a Holafly no me funciono, por supuesto me devolvieron el dinero pero dudo si volveré a confiar en ellos para el futuro, por ahora no los recomiendo.

Tras esa semana de confinamiento pude andar libremente por la calle, se notaba raro estar allí en esa época, realmente me sentí un privilegiado y poder conocer pasar tiempo con mi familia política de los que tan solo puede decir cosas buenas y a los que espero ver de nuevo muy pronto. Aunque con todo sí que llegue a ver occidentales que era evidente que estaban de paso.

Entradas relacionadas